Como restaurante de comuniones hemos considerado oportuno escribir un post en el que explicamos todo lo que necesitas y cuáles son los requisitos imprescindibles para celebrar esta ceremonia, que suele llevarse a cabo entre los 7 y los 12 años de edad.

Requisitos previos por parte de la iglesia

Está claro que lo primero es que el  niño tenga ganas de hacer esta celebración y, si es así, la iglesia católica exige los siguientes requisitos previos:

El primer requisito es que la persona debe estar bautizada, ya que si no la iglesia no hará efectiva la ceremonia. Si tu hijo no fue bautizado en su nacimiento no te preocupes, porque no hay ninguna edad estipulada para poder hacerlo.

Antes de la ceremonia, está estipulado que el niño o niña que quiera hacer la comunión realice un curso llamado catequesis, en el que le enseñarán los principales conceptos que simboliza la iglesia católica. Otra de las condiciones es que deberá “confesar sus pecados” antes de realizar la ceremonia.

La edad en la que suele celebrarse la comunión es a los 9 años, una edad en la que ya empiezan a tener suficiente madurez para decidir si quieren o no llevar a cabo esta ceremonia, que se realiza para dar la bienvenida, siguiendo la religión católica, a una nueva etapa de su vida de mayor madurez.

La mejor celebración, en Tarragona

La celebración es uno de esos momentos más esperados del día, porque el niño o niña se encuentra con todos los familiares y amigos que han venido a acompañarle en este día tan especial y se suma a la fiesta con ellos.

Es el momento de disfrutar de la compañía y de una buena comida preparada con mimo y con elegancia, en un entorno natural privilegiado como es nuestro restaurante de comuniones Solric. Podemos ofrecerte todo tipo de salas y salones privados, así como una gran terraza o preparar lugares de entretenimiento, para un público más infantil.

Te invitamos a ponerte en contacto con nosotros, para poder escuchar tus necesidades y cómo te gustaría que fuese la celebración, las preferencias o necesidades especiales para la preparación del menú, los tempos, los timmings, la decoración… Cada detalle cuenta, por eso como restaurante de comuniones queremos ayudarte a conseguir que este día se memorable para todos.

En nuestro restaurante de comuniones en Tarragona dispones de un servicio especializado, de un entorno inmejorable y de un equipo de cocineros y personal de sala, con el que todo es posible. Siempre trabajamos con alimentos de primeras marcas y de máxima calidad, para ofrecer propuestas gastronómicas sorprendentes, únicas y adaptadas a los gustos, presupuestos y necesidades de cada uno de nuestros clientes.