El Restaurante Solric celebra el primer aniversario desde el cambio de propiedad con una fiesta con amigos, clientes y representantes de la sociedad tarraconense

El histórico establecimiento de Tarragona se ha reinventado en estos últimos doce meses, con nuevas instalaciones, eventos y la apertura de un segundo local

El Restaurante Solric de Tarragona, uno de los establecimientos históricos de la ciudad de Tarragona, celebró el pasado jueves 20 de junio el primer aniversario desde su cambio de propiedad y el inicio de una nueva y emocionante etapa en su larga trayectoria. La fecha fue la oportunidad para celebrar con amigos, clientes y representantes de la sociedad civil y empresarial de Tarragona con una multitudinaria fiesta en las instalaciones del restaurante, una antigua masía del siglo XVIII situada en las afueras de la ciudad.

Unas 120 personas entre amigos, clientes, proveedores, empresarios, y representantes del mundo asociativo y deportivo participaron en la velada, que estuvo amenizada por un dúo musical que creó un ambiente perfecto para celebrar y compartir un rato en la mejor compañía. La celebración culminó con los dos propietarios del Solric, Francisco Ferreres y Víctor Ciscar, soplando la vela conmemorativa de este primer año de gestión.

Con el cambio de propiedad hace un año, el Restaurante Solric inició un capítulo que ha venido cargado de novedades. Fidel en todo momento a su tradición gastronómica, con más de 60 años de historia y centrada en la cocina mediterránea de proximidad y calidad, el establecimiento ha renovado su carta y ha puesto en marcha nuevos menús para diversificar su oferta y atraer nuevos públicos. Los desayunos de tenedor, los nuevos menús grupo y el éxito de la temporada de calçotades son algunos ejemplos de éxito gastronómico en estos doce meses.

Las instalaciones y la animación del Solric también se han renovado en esta nueva etapa. Así, la antigua masía donde se encuentra el restaurante se ha sometido a una renovación con la incorporación de nuevos espacios, pero manteniendo en todo momento su esencia y encanto. La Terrassa también ha sido mejorada, con la incorporación de un espacio chill out y un espacio infantil gratuito para los clientes.

Además, la agenda del restaurante se ha llenado en estos doce meses de actividad, con la organización de diversos eventos, noches de fiesta en fechas señaladas o iniciativas como los sábados de Gastromúsica, donde se ofrece cena y baile por un precio muy ajustado.

Esta nueva etapa culminó con un importante paso adelante el pasado mes de abril con la apertura de la Alta Taberna Solric, un nuevo establecimiento de la familia Solric situado en la plaza de la Font de Tarragona y especializado en tapas gourmet, una gran variedad de vinos y marisco fresco.