Si estás pensando en pasar el fin de semana en Tarragona te sugerimos algunos planes para descubrir esta ciudad romana, que cuenta con mucha riqueza histórica y gastronómica.

Tarragona fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2000, ya que ofrece numerosos restos arqueológicos que están repartidos por toda la ciudad y que aún se conservan en muy buen estado, aunque los más interesantes se concentran en el casco antiguo. Si quieres visitar lugares únicos y ver, en persona, la historia viva que aún conserva gran parte de su estructura, en Tarragona descubrirás entornos y estructuras fascinantes.

Ruta romana

Disfruta de un recorrido espectacular paseando por sus murallas y el paseo arqueológico, teniendo como punto de partida el anfiteatro, un lugar en el que se representaban las luchas entre gladiadores y los espectáculos con animales. Desde sus gradas podrás disfrutar de la vista espectacular de los distintos niveles de la estructura, que aún se conservan, y de la brisa del Mediterráneo.

El Circo Romano también es un lugar de visita obligada, en el cual se disputaban las carreras de carruajes y es uno de los mejores conservados de toda la Europa Occidental.

La gastronomía también cuenta con una herencia romanana, siendo tierra de marineros y de pescadores. No puedes perderte sus pescados y sus arroces además de, obviamente, las cebollas más famosas, los calçots de Valls. Elige un buen restaurante como Solric, para disfrutar de la mejor propuesta gastronómica de esta ciudad romana.

Para la comida te invitamos a descubrir el producto estrella de estas tierras como son los calçots de Valls, con el menú calçotada que presentamos el restaurante en Tarragona Solric, que empieza con un pica pica de bienvenida con culana blanca y negra, fuet, olivas y un porrón de vino; Un plato principal de calçots con la salsa romesco casera y segundos de carne a la brasa acompañados de patata y alcachofa, con pan tostado y ajo y que cierran con un postre típico y delicioso de la gastronomía catalana, como es la crema catalana y una copa de cava. También tenemos reservado un menú calçotada para las personas vegetarianas, que quieran deleitarse con los calçots de Valls sin tener que comer carne de segundo.

Después de esta deliciosa comida te recomendamos visitar la imponente Catedral de Tarragona, de estilo gótico, que fue construida con los restos de una antigua basílica cristiana. ¡Pasea por las calles del casco antiguo para imaginar cómo sería la vida de la antigua Tarraco!

Solric es un restaurante en Tarragona lleno de tradición para disfrutar de una comida o de una cena y está situado en la Via Augusta de Tarragona, 227. Para hacer una reservam tienes toda la información en la página web.

¡Diversión y sabor asegurados, para cerrar esta escapada en la ciudad de Tarragona!