De acuerdo con la dieta que se le ofrece al cerdo, podemos diferenciar entre Ibérico de Cebo, Ibérico de Cebo de Campo o Ibérico Bellota. Los ibéricos de Cebo se llaman así porque están engordados con piensos en las granjas, de ahí su nombre «Cebo».

Resultado de imagen de jamón ibéricoYa hemos explicado que existen tres tipos de jamones ibéricos según su dieta pero, a diferencia de los de Ibérico de Cebo o Ibérico de Campo, la producción de Ibérico de Bellota es limitada. En España, se producen alrededor de 1,4 millones de jamones ibéricos de Bellota y es imposible producir más. ¿Por qué? Muy simple, porque la actividad de los pastizales y su número de árboles se controlan de modo que no se pueden alimentar más de 700,000 cerdos ibéricos.

Los cerdos destinados a producir Ibérico de Bellota NO solo comen bellotas. Como ya hemos mencionado, estos cerdos se alimentan en los pastos cuando hacen la temporada de Montanera y, además de las bellotas, comen todo tipo de productos naturales y hierbas.

Los cerdos ibéricos son todos aquellos que tienen, al menos, un padre de esta especie que generalmente es la madre. La raza de cerdo blanco que se cruza con los cerdos ibéricos es el Duroc , porque su genética permite preservar las características de los cerdos de nuestra península.

Si combinamos la dieta basada en la bellota y el 100% de la pureza de la raza ibérica, obtenemos como resultado jamones ibéricos de bellota 100%, también llamados jamones Pata Negra.

¿Pero por qué se llaman Pata Negra?

Porque los cascos de los cerdos ibéricos y sus patas pueden ser negros, pero esto no tiene por qué ser necesariamente así. Puede suceder que un cerdo ibérico no tenga un casco negro y que, por el contrario, un cerdo blanco tenga. Entonces, si vas a guiarte por el color para saber si estás comprando un producto real, déjanos decirle una cosa: es un error. Lo mejor que puedes hacer es mirar la composición de las patas de jamón, no su tono. Si son alargados y estilizados, estás frente a un auténtico jamón ibérico.

En contraste con lo que se cree, el hecho de que el jamón ibérico tenga puntos blancos no significa que esté en malas condiciones, ¡sino todo lo contrario! Estas marcas blancas en el jamón son cristales de tirosina y revelan que el proceso de curado del jamón ibérico se ha realizado correctamente.

Finalmente, una curiosidad relacionada con el maridaje de alimentos del jamón: NO siempre tiene que ir acompañada de vino tinto; De hecho, el vino blanco es mejor! El vino blanco tiene un sabor más dulce que el rojo, por lo que en lugar de enmascarar el sabor del jamón, realzará sus matices. En SolRic recomendamos beberlo con vinos como la manzanilla o el cava y, si combinas esto con palitos de pan, ¡siempre limpiarás tu paladar y podrás disfrutar de todos los matices del jamón ibérico en cada bocado!

¿Conocías estas curiosidades sobre el jamón ibérico? Bueno, ahora ya sí. Como dice el dicho, ¡no te acostarás, sin saber una cosa más!

Puedes venir a probar el jamón ibérico cortado a mano en SolRic en Tarragona, Vía Augusta,157.