Si llega tu cumpleaños, has conseguido un trabajo, te casas, vas a tener un bebé o simplemente te apetece celebrar la vida con tus amigos y familiares, desde nuestro Restaurante te proponemos hacerlo de la mejor manera, con una ¡Calçotada en Tarragona!

¿Por qué nos gustan tanto las calçotadas?

Las calçotadas cada vez tienen más demanda y es que nos hacen sentir alegres, disfrutar de la comida de una manera divertida, con todos nuestros sentidos, y libre de protocolos y formalismos, compartiendo buenos momentos con nuestros seres queridos.

La forma en la que se presentan los calçots, envueltos en papel de periódico para que acaben de hacerse mantengan el calor durante el mayor tiempo posible, hace que el ritual comience desde que llegan a la mesa. Después, al abrirlos, nos encontramos unas cebollas alargadas de color negro, las cuales generan un aroma de cebolla dulce inconfundible. Este color negro es lo que provoca la brasa y es la manera en la que se cocinan, para que el interior se haga perfectamente y consiga esa textura de cebolla tierna.

Antes de empezar con el festival gastronómico, nos ponemos un babero, nos arremangamos, cogemos la cebolla por la parte verdosa y, con la otra mano, estiramos la parte inferior con el máximo cuidado y maña posible, para retirar la parte quemada y sobrante y quedarnos, sólo, con aquella parte más tierna.

Ahora llega otra parte muy importante del ritual, de cualquier Calçotada en Tarragona y es mojar el calçot en la salsa romesco. Una salsa que combina a la perfección con esta cebolla dulce y que le aporta un toque de sofrito tradicional con aroma de avellana y una textura cremosa, que hace que se convierta en un maridaje delicioso y adictivo. En nuestro restaurante presentamos un menú Calçotada en Tarragona súper completo y con una salsa romesco casera realmente deliciosa (también ofrecemos una versión de este mismo menú para personas vegetarianas).

Pero si hay algo que caracteriza a este ritual es el hecho de comer con las manos, sin necesidad de utilizar cubiertos, y el hecho de alzar la mano para encarar el calçot mojado en salsa dentro de nuestra boca. Todo un espectáculo que nos hace sentir libres, felices y contentos, de poder degustar productos de la tierra, de una forma jovial y festiva, volviendo a nuestros orígenes y experimentando la comida con todos nuestros sentidos.

En nuestro Restaurante presentamos un menú Calçotada en Tarragona, que ofrece pica pica de bienvenida, un primero (los calçots con salsa romesco casera), un segundo muy completo, postre casero, pan, bebida y café.

Si quieres disfrutar de los mejores calçots de Tarragona, no dudes en contactar con nosotros ¡Para hacer ya tu reserva llamando al 977 232 032!